• Background Image

    EL BLOG DE intheMOVE

    Economía

7 febrero, 2017

El mundo que quiere emerger, los ODS y el 5º Congreso de RSE.

La pasada semana tuvimos el motivo perfecto para reencontrarnos con colegas de toda España: El 5º Congreso Nacional de RSE. La temática de este 2017 ha sido “La responsabilidad social en las alianzas público-privadas para el logro de los objetivos de desarrollo sostenible (ODS)”.

Los ODS son los Objetivos de Desarrollo Sostenible que 193 países de las Naciones Unidas han firmado para relevar a los Objetivos de Desarrollo del Milenio acordados en el año 2000 que abarcaban hasta el 2015. En los ODS se establecen 17 objetivos y 169 metas a conseguir antes del 2030, relacionadas con el fin de la pobreza, la reducción de desigualdades, la paz, la salud y el bienestar y sostenibilidad, entre otras.

Estos ODS deben alcanzarse en un contexto internacional que es de todo menos alentador. El triunfo de Trump en EE.UU, el creciente poder de la extrema derecha en Europa, la separación de Reino Unido…no parece el mejor caldo de cultivo para la generación de alianzas o la priorización de los derechos humanos y la acción por el clima. Existe una clara hipocresía en el comportamiento de muchos países firmantes del pacto que, en sus propios marcos jurídicos, contradicen lo firmado. Países que no permiten a las mujeres conducir pero que se comprometen a conseguir el objetivo número 5 de Igualdad de Género. Y qué decir de la negación del cambio climático… ¿Puede existir algo más destructivo para el planeta?

Está claro que, si queremos desanimarnos y ver el futuro apocalíptico, este es un gran momento para hacerlo. Existe otra alternativa. Y es preguntarnos ¿Qué vamos a hacer nosotros? Como bien apunta Otto Scharmer, profesor del MIT y Co-creador de u.lab, textualmente en este artículo: “La experiencia no es lo que nos pasa, si no lo que hacemos con lo que nos pasa”. Otto apunta a algunas acciones que podemos llevar a la práctica con lo que está pasando, entre ellas, pasar tiempo con gente diferente a nosotros. Cuando más diferente, mejor. ¿La razón? Aprender a desarrollar la empatía, la compasión. Aprender a centrarnos en lo que nos une y no en lo que nos separa y, así, construir un mundo opuesto al que estamos viviendo ahora mismo.

Es por ello, que, volviendo al congreso, ha sido un encuentro tan gratificante. Podemos decir que los ODS se encuentran más en fase de incubación que en fase de implantación. Si bien es cierto que en este nuevo plan las metas están mucho mejor definidas que en el anterior, lo cierto es que no se tiene muy claro cómo proceder para alcanzarlas. De esto se ha hablado mucho en Zaragoza, está claro que el “qué” consiste en crear Alianzas público-privadas, que se estrechen lazos entre gobiernos, empresas, tercer sector y sociedad civil.  El problema, es el “cómo”. Y esto es maravilloso. Es fantástico porque unas 200 personas nos pasamos dos días hablando, reflexionando y conjeturando acerca de cómo desde nuestras parcelas de responsabilidad, podríamos ser capaces de encontrar ese “cómo”. Es decir, como dice Otto, viviendo el presente con un ojo puesto en el futuro que quiere emerger. El que de verdad queremos que emerja.

Los representantes gubernamentales presentes en el congreso, han apuntado los avances que han ido haciendo en relación a los ODS. Cómo en sus planes estratégicos están integrando estos principios rectores y, poco a poco, van guiando la acción en la medida de lo posible, haciendo énfasis en el corto plazo tenido desde su aprobación. Así mismo, también han pedido ayuda a las empresas, y colaboración ciudadana.

Por parte de las empresas, parecen ser conscientes de que se tiene que hacer más con menos. Para ello, se ha comentado en varias ocasiones las posibilidades que la digitalización aporta en la productividad. Mucho se ha hablado también de las implicaciones que esto genera y generará a nivel de empleo y equidad. El sector empresarial, igualmente, ha manifestado la necesidad de una mayor implicación por parte de la administración con las empresas que se comprometen con los ODS, y por parte de la sociedad de consumo y su capacidad de premiar o castigar con su poder de compra.

El tercer sector tiene claro que necesita las alianzas más que nunca, y es consciente de que es imprescindible un modo de colaborar diferente, sobre todo a nivel de cooperación internacional.

Todos los actores concluyeron que es necesaria una nueva manera de relacionarnos, de generar sinergias basadas en la colaboración y la corresponsabilidad. La innovación social se presenta como la herramienta clave que necesitamos desarrollar, así como el compromiso y la responsabilidad individual previa a cualquier acción colectiva. Vivimos en un mundo interconectado que necesita la implicación de todos sus agentes para poder cambiar la realidad en la que vivimos en una más justa y equitativa. Y este es el momento de hacerlo.

Para terminar, nos gustaría nombrar la brillante intervención al cierre del congreso de Adela Cortina, Catedrática de ética y Filosofía Política de la Universidad de Valencia y Directora de la Fundación Étnor
. En su elocuente discurso, plagado de perlas que se encadenaban una tras otra, nos quedamos con esta “Una democracia no se construye con mediocres. Se construye con personas excelentes. Personas excelentes que ponen su excelencia al servicio de la comunidad”. Pues eso. Busquemos nuestra propia excelencia y la de nuestras organizaciones, y pongámosla al servicio del mundo para alcanzar los ODS.

Gracias Congreso Nacional de RSE, WP_20170202_11_21_41_Prosiempre es un placer 😉

18 enero, 2017

EFICIENCIA ENERGÉTICA Y TURISMO SOSTENIBLE

2017 ha sido declarado por las Naciones Unidas como Año Internacional del Turismo Sostenible para el Desarrollo. Con esta iniciativa se pretende sensibilizar a los responsables de tomar decisiones y al público en general de la contribución del turismo sostenible al desarrollo, movilizando a la vez a todos los grupos de interés para que trabajen juntos para hacer del turismo un catalizador de cambio positivo.

otonho

Se puede definir el turismo sostenible como aquel “que tiene plenamente en cuenta las repercusiones actuales y futuras, económicas, sociales y medioambientales para satisfacer las necesidades de los visitantes, de la industria, del entorno y de las comunidades anfitrionas” (UNWT). Por ello, la apuesta de este nuevo modelo turístico debe pasar por un uso responsable de los recursos medioambientales, un respeto hacia las características socioculturales propias de cada destino y una correcta distribución de los beneficios socioeconómicos entre todos los agentes participantes en la cadena de valor de un producto turístico.

Con el foco puesto en el uso racional de los recursos naturales, tuvo lugar ayer en Santiago de Compostela el seminario La eficiencia energética en hoteles y actividades turística, organizado por la Fundación Gas Natural Fenosa. En la presentación, Ángel Bernando Tahoces, Director General de Energía y Minas de la Xunta de Galicia, aseguró que Galicia es un destino turístico sostenible y responsable, y que es necesario la concienciación de todos los actores para preservar este valor único.

Esta jornada puso el foco en las ventajas de la implantación de acciones de eficiencia energética en el sector hotelero. Así, Óscar Barrero de PricewaterhouseCoopers, presentó las principales conclusiones del estudio Cómo impulsar la eficiencia energética en el sector hotelero, elaborado en colaboración con la Plataforma tecnológica española de eficiencia energética. En él se recogen resultados como que si el sector turístico español apuesta por la implantación de planes de eficiencia energética se podría ahorrar 210 millones de euros al año y se evitaría la emisión de 835.000 toneladas de CO2 a la atmósfera. También que dependiendo del tipo de medida implantada se pueden lograr ahorros de hasta un 30%, que en gastos de entre 10 y 25 €/m2 debido a consumo de agua y energía supone un ahorro de entre 3 y 7 €/m2.

Estas cifras del potencial de ahorro hablan por sí solas. De todas formas, en el seminario también se presentaron tres casos de éxito: Meliá Hotels International con su proyecto SAVE, con la rehabilitación del Meliá Palacio de los Duques en Madrid y con el Convention Center & Hotel Sustainability Living Lab, un laboratorio vivo de innovación en el campo de la energía, residuos y agua; el District Heating of Biomasa del Balneario de Mondariz y la instalación de eficiencia energética del Hotel Spa A Quinta da Auga en Santiago de Compostela.

En este evento en donde sostenibilidad y tecnología fueron de la mano, se constató también la necesidad de una concienciación por los propietarios de establecimientos hoteleros de una gestión hotelera profesionalizada a través del aprovechamiento de todas las ventajas que ofrece la transformación digital, sobre todo porque este sector es un ejemplo perfecto en donde el usuario final reclama este cambio.

16 noviembre, 2016

Socialweekend A Coruña

Todas aquellas personas que nos seguís sabéis que intheMOVE es una gran defensora del emprendimiento y la innovación social. Participamos en todas aquellas iniciativas que buscan promocionar este nuevo modelo de generación de negocios alternativos que busquen solucionar una problemática social y/o ambiental.

De hecho, tanto Pilar Casals como yo misma, Noelia López, nos identificamos como emprendedoras sociales. Si bien es cierto que somos más jóvenes de la “emprendedora social española tipo” identificada en el informe “Ecosistema de mujeres emprendedoras sociales en España”, publicado por el Instituto de Innovación Social de ESADE, y que corresponde a una mujer de 40 años de edad; sí que nos identificamos con la motivación señalada por el 81% de las mujeres encuestadas en el informe y que no es otra que conseguir impacto social.

Por todo ello, no podíamos dejar pasar la oportunidad de participar en el Socialweekend A Coruña que se celebrará el fin de semana del 25 al 27 de noviembre. Socialweekend es un evento de un fin de semana donde de manera colaborativa apoyaremos a proyectos que resuelvan retos sociales y ayudaremos a hacerlos económicamente sostenibles.

logo-socialweekend_horiz_negro

Pilar Casals será una de las mentoras del evento, que consistirá en:

  1. Una presentación de todas las ideas (anímate a presentar la tuya, no hay límite de poco o muy desarrollada!), se votarán y se formarán los equipos de trabajo.
  2. De sábado a domingo a mediodía los participantes desarrollarán las ideas con la ayuda de mentores y con varias charlas de formación.
  3. El domingo a partir de las 16:30h el jurado deberá valorar las ideas finalistas que se han trabajado durante todo el fin de semana.

Socialweekend está abierto tanto a emprendedores sociales que quieren lanzar un proyecto, como a profesionales del ámbito social en busca de inspiración y aprendizaje o entidades que luchan contra los problemas sociales. Anímate y:

  1. Vente con una idea (poco, mucho o nada desarrollada) y reúne un fantástico equipo para trabajar sobre ella.
  2. Vente sin idea para aprender mucho al unirte a otro equipo de trabajo.
  3. Ven sí o sí para rodearte de la gente más motivada y con ganas de cambiar las cosas…

Habrá muchos premios en especie como coworking, formación, servidores web,etc

Tenéis toda la información y ya os podéis registrar a través de este enlace.

 

25 enero, 2015

“Visto de naranja porque… como “as laranxas mais laranxas de todas as laranxas” de Carlos Casares, a veces como mujer me siento naranja nacida en limonero”

La campaña ÚNETE para poner fin a la violencia contra las mujeres del Secretario General de las Naciones Unidas, administrada por ONU Mujeres, ha proclamado el día 25 de cada mes como Día Naranja: un día para actuar a favor de generar conciencia y prevenir la violencia contra mujeres y niñas.

Desde intheMOVE realizamos una entrevista todos los meses a mujeres con una gran trayectoria profesional. Este 25 de enero, estrenamos entrevista temática, puesto que cada 25 de cada mes entrevistaremos a una mujer de un ámbito profesional diverso.

Este mes tratamos de Mujer y Economía, y para ello, qué mejor que contar con una Doctora en Economía, trabajadora en la división de investigación del Banco de España y presidenta del Comité sobre la Situación de la Mujer en la Economía (COSME), dependiente de la Asociación Española de Economía, encargado de evaluar y promocionar el estado de las mujeres dentro de la profesión económica. Os presentamos a Laura Hospido.

Laura Hospido. Investigadora en BDE. Presidenta de COSME (AESEC)

Laura Hospido. Economista Investigadora del Banco de España. Presidenta de COSME (AESEC)

Laura, en tu experiencia, ¿cómo ha afectado el hecho de ser mujer a tu carrera profesional?

Mi carrera profesional se ha desarrollado en un entorno muy concreto, una particular combinación del ámbito académico en una institución de carácter público como es el Banco de España. En este marco, el hecho de ser mujer no ha influido negativamente en mis oportunidades laborales, pero por supuesto considero que esta situación no es generalizable a otros ámbitos. Más allá del entorno profesional, lo que ha resultado clave para no encontrarme con trabas en mi proyección profesional es una apuesta personal decidida por considerar mi trabajo algo prioritario y un apoyo incondicional de mi familia para hacerlo posible, sobre todo desde mi reciente maternidad.

¿Cómo es el número de mujeres en puestos de responsabilidad en tu entorno profesional, (bajo o alto)? ¿Por qué crees que es así?

En mi entorno profesional, el porcentaje de mujeres en puestos de responsabilidad intermedios es relativamente alto, al menos en comparación con el sector privado. No lo es sin embargo al nivel de alta dirección y consejeros. Como en el ámbito universitario para el caso del porcentaje de catedráticas, podríamos pensar que esto se debe a un efecto cohorte por el que es cuestión de tiempo que haya un número equiparable de mujeres candidatas para dichos cargos. Sin embargo, los datos muestran (véase por ejemplo el “Libro Blanco: Situación de las Mujeres en la Ciencia en Española”) que el ritmo de aumento de candidatas a esos niveles no está siendo tan elevado como en niveles menores de responsabilidad. Los motivos son variados: preferencias de las mujeres, discriminación estadística, menor confianza en sí mismas, falta de role models, etc. Es en todo caso muy difícil determinar la importancia relativa de cada uno de esos mecanismos.

¿Qué tiene que ver la economía con el género? ¿Qué temas trata esta rama de la economía?

La economía de género estudia las razones por las que hay diferencias entre hombres y mujeres en variables económicas tales como nivel educativo, salarios, renta, horas de trabajo, tasas de pobreza, tiempo de ocio, y otras habitualmente empleadas por los economistas para medir bienestar. El análisis económico representa una aproximación útil para abordar estas cuestiones, pues ofrece tanto un marco teórico de estudio como herramientas estadísticas que permiten fundamentar la evaluación de políticas a favor de la igualdad entre sexos u otras actuaciones que pueden afectar de manera específica a cada grupo.

¿Cuál dirías que es el papel de la mujer en la economía a nivel mundial?

Afortunadamente en la actualidad existen múltiples fuentes de datos que nos permiten disponer de información comparable entre países sobre desigualdades de género en la educación, el empleo o el espíritu empresarial (véase por ejemplo el portal de la OCDE, y para el caso español la publicación del INE Mujeres y hombres y Mujeres en cifras del Instituto de la Mujer y para la Igualdad de Oportunidades). En el ámbito educativo, por ejemplo, aunque la diferencia por sexos en el nivel general se está reduciendo, sigue siendo amplia en lo que respecta al ámbito de estudio. Así, el porcentaje de mujeres sigue siendo mucho menor en ciencia, tecnología y matemáticas y todavía representan una parte muy pequeña de los estudiantes en informática e ingeniería – áreas de gran demanda en el mercado laboral en los países de la OCDE y otras regiones. En cuanto al emprendimiento, en los 27 países de la UE sólo el 25% de los propietarios de negocios con empleados son mujeres. Además esta baja participación de las mujeres ha crecido sólo marginalmente en la última década.

¿Y si lo comparamos con España? ¿En qué estado nos encontramos?

La situación relativa de España varía en función del ámbito en el que nos fijemos. En términos de la tasa de graduación nuestros números son similares a la media de la OCDE y como en el agregado, también en España la presencia de mujeres en carreras más técnicas es aún baja. En el mercado de trabajo, partíamos a mediados de los 90 de tasas de participación para las mujeres hasta 12 puntos porcentuales inferiores a las de la media de la OCDE y ese diferencial ha desaparecido desde 2008. Sin embargo las tasas de temporalidad y desempleo continúan siendo mayores para las mujeres en España (aunque los márgenes por sexos se han estrechado con la crisis). Por último, en términos de emprendimiento, nuestro estado es comparativamente peor. Así, de acuerdo con el Flash Eurobarometer Survey on Entrepreneurship, en 2012 el 36% de los hombres en la UE-27 declaraban que, independientemente de sus preferencias, sería factible para ellos convertirse en trabajadores autónomos en los próximos cinco años frente a 26,5% en el caso de las mujeres. Esas cifras en España fueron 25,5 y 17%, respectivamente.

¿Qué relación existe entre la violencia de género y la economía?

En un reciente post en Nada es Gratis, Manuel Bagues resumió la evidencia empírica sobre violencia de género. Esa evidencia apunta a que, en general, las agresiones son más frecuentes cuando la mujer está en una posición económica desfavorable. Así, con datos de California se ha mostrado que la violencia de género es menor cuando las oportunidades laborales de las mujeres mejoran. Sin embargo, no es un resultado universal. En sociedades más sexistas, la independencia económica de la mujer podría ser incluso contraproducente (así lo documenta un estudio en Etiopía, por ejemplo).

¿Qué opinión te merecen las políticas de discriminación positiva? ¿Crees que surten el efecto deseado? ¿Qué otras alternativas existen para acabar con estas desigualdades?

Existe cierta controversia respecto a las ventajas y los inconvenientes de establecer cuotas, ya sea en consejos de administración, listas electorales, tribunales de oposición, etc. Por un lado, pueden tener un efecto positivo al motivar a mujeres capaces que subestiman su potencial a presentarse para puestos de alto nivel. Por otra parte, existe el riesgo de que una cuota lleve a que mujeres menos capaces sean promocionadas en lugar de hombres más capaces y de que aquellas mujeres que lleguen a puestos altos por méritos propios reciban el estigma de sólo haber llegado a un puesto merecido debido a la existencia de la cuota. Aunque el peso relativo de cada factor variará según el contexto, en general creo que el efecto deseado será más fácil de lograr si la cuota se establece como una medida temporal y si afecta al conjunto de candidatos a tomar en consideración, no al de finalmente seleccionados. Más allá de las cuotas, sí soy partidaria de programas de mentoring, como en el ámbito académico, el CeMENT de la American Economic Association, o de iniciativas como “nuestro” COSME, un subcomité de la Asociación Española de Economía encargado de evaluar y promocionar el estado de las mujeres dentro de la profesión económica.

¿Qué les dirías a aquellas personas que piensan que la igualdad es un tema que está más que superado y que realmente no existen tales diferencias?

Les diría que esperen a tener hijas para ver como su visión cambia! Un estudio de Rebeca Warner mostró que los padres con hijas son más favorables a políticas de igualdad de géneros, mientras que Ebonya Washington encontró que en Estados Unidos tanto los congresistas demócratas como los republicanos que tienen hijas tienden a apoyar leyes más progresistas.

Completa la siguiente frase “Visto de naranja porque… como “as laranxas mais laranxas de todas as laranxas” de Carlos Casares, a veces como mujer me siento naranja nacida en limonero”.