• Background Image

    EL BLOG DE intheMOVE

    Transparencia

15 enero, 2015

ISR. Inversión consciente y consecuente

Siguiendo con la nueva línea editorial de intheMOVE, comenzamos con ISR. Inversión consciente y consecuente a publicar una serie de artículos divulgativos vinculados a la sostenibilidad y a la responsabilidad social. Tomando como inspiración lo afirmado por Juan Royo, en la entrevista publicada el pasado viernes 9 de enero en nuestro blog, “si no hay cultura financiera, difícil es que haya cultura en ISR”, plantemos un breve artículo sobre qué entendemos por ISR.

Fotografía: James Scott

Fotografía: James Scott

¿QUÉ ES INVERSIÓN SOCIALMENTE RESPONSABLE?

Por Inversión Socialmente Responsable se entiende aquella que incorpora consideraciones éticas, sociales o medioambientales a las financieras en la toma de decisiones de inversión, tanto por la empresa como por los agentes inversores externos. Eurosif, entidad formada por los foros de inversión social de Francia, Alemania, Italia, Holanda, Reino Unido, Bélgica, España y Suiza; añade a estos aspectos sociales, ambientales y éticos, cuestiones relacionadas con el gobierno corporativo como parte de este amplio grupo de aspectos extra-financieros.

 

ISR. ¿UN CONCEPTO ACTUAL?

Aunque es un término aún desconocido para gran parte de la ciudadanía, los orígenes de la ISR se remontan a los años 50, en donde grupos religiosos norteamericanos empiezan a aplicar políticas de inversión que discriminaban actividades como la producción de tabaco y alcohol, y las vinculadas a la industria del juego, actividades que, de acuerdo con su forma de pensar, no eran las apropiadas para la sociedad. Estas motivaciones religiosas, se transformaron en motivaciones sociales, por ejemplo, en la década de los 80 cuando se utilizaron de nuevo estas inversiones contra la política de apartheid practicada por el gobierno de Sudáfrica.

En Europa, no es hasta la década de los 80 cuando empieza a desarrollarse el mercado de los fondos socialmente responsables, aunque en 1965 se lanza el primer fondo ético en Suecia, el Ansvar Aktiefond Svering, consolidándose posteriormente en la década de los 90. El primer fondo ético en Reino Unido, el Friends Provident Stewardship fue lanzado al mercado en 1984. Reino Unido es el país donde el mercado de la ISR se encuentra más, aunque es Suecia donde hay un mayor porcentaje de inversión socialmente responsable por habitante. En España, a día de hoy, la ISR no está desarrollada en gran medida.

EL PAPEL DE LOS GRANDES Y PEQUEÑOS INVERSORES ANTE LA ISR

Recientemente, el Club de Excelencia en Sostenibilidad, en colaboración con Georgeson y Funds People ha publicado el estudio Expectativas de los Inversores Institucionales en materia social, ambiental y de orden ético sobre las compañías cotizadas españolas. Los resultados de esta investigación muestran que pone de manifiesto las grandes diferencias existentes entre las decisiones de los inversores institucionales extranjeros y nacionales, lo que ha provocado que el grado de avance de la ISR en España respecto a Estados Unidos y el Norte de Europa sea muy desigual. Además, el informe identifica los temas de mayor preocupación por parte de los inversores institucionales analizados, que son, principalmente: Derechos Humanos, Anticorrupción, Cadena de Suministro, Prácticas Laborales, Salud y Seguridad Laboral, Diversidad, Cambio Climático, Gestión del Agua y Gestión de Residuos. En función del sector de actividad de la compañías, existen subtemas que deben ser analizados en profundidad como por ejemplo la lucha contra la obesidad en el sector alimentario, la movilidad sostenible en el sector transporte, los edificios y las ciudades sostenibles en el sector de la construcción o las energías alternativas en el sector eléctrico.

Sin embargo, todo ello parece muy alejado de los inversores particulares. Aunque nada más lejos de la realidad. La ISR vale tanto para los inversores institucionales como para los inversores particulares. El acceso a productos financieros ISR es el mismo que cualquier producto financiero convencional, lo más importante es que a la hora de la búsqueda y selección se debe solicitar información sobre los aspectos ambientales, sociales y éticos que son cubiertos por dichos productos. Dicha información puede ser solicitada a la entidad financiera de confianza para el inversor, o bien acudiendo a fuentes especializadas. Concretamente, en España, SPAINSIF, en colaboración con VDOS Stochastics, ha creado una base de datos sobre fondos comercializados en España que su proceso de inversión se rige por criterios ISR, según la propia declaración de quienes los comercializan. Se puede consultar más información aquí.

INSTRUMENTOS DE ISR

Existen diferentes instrumentos para poder ejecutar una inversión socialmente responsable. Entre los más importantes destacamos:

  • Los fondos de inversión y de pensiones socialmente responsables, que tienen como objetivo dirigir el ahorro hacia las empresas u organizaciones que, de acuerdo con unas ideas, cumplan con los criterios valorativos y/o negativos en él reflejados. No se debe confundir los fondos socialmente responsables con los fondos solidarios, éstos destinan un porcentaje de la comisión de gestión a determinadas entidades benéficas o no gubernamentales, pero sin embargo no cumplen determinados criterios a la hora de seleccionar sus inversiones.
  • Los fondos rotatorios que conceden préstamos directos a personas o grupos, normalmente excluidos del acceso al crédito. Los resultados obtenidos con éstos préstamos se reutilizan en nuevos proyectos, con un importante efecto multiplicador sobre el desarrollo.
  • Los fondos de garantía sirven de apoyo para la obtención de crédito por parte de colectivos excluidos.
  • Microcréditos, créditos de reducida cuantía destinados al establecimiento o crecimiento de microempresas.

Dentro de los productos ISR también se incluye también el modelo de banca ética. Por banca ética se entiende aquellas entidades financieras que gestionan el dinero que reciben de sus clientes destinándolo a inversiones y proyectos siguiendo criterios ambientales, sociales, éticos y de buen gobierno, buscando una rentabilidad tanto financiera como social. El primer caso de banca ética surgió en 1976, el Grameen Bank de Bangladesh. Fundado por el profesor universitario de economía Muhammad Yunus tras quedar impactado por la terrible hambruna que golpeó la India en 1974, esta entidad es actualmente el quinto banco del país, con más de 10.000 empleados, con un volumen de actividad de 1.500 millones de dólares y con una tasa de mora de sólo el 2%. La filosofía del Grameen Bank se basa en la financiación de actividades mediante microcréditos.

MÁS INFORMACIÓN SOBRE ISR EN…

Animamos a las personas que estén interesadas en ampliar conocimientos sobre la ISR a consultar:

16 mayo, 2014

Jornadas Responsabilidad Social en la Cadena de Valor de la Madera

Ayer, jueves 15 de mayo, tuvo lugar en el Museo Pedagóxico de Galicia, en Santiago de Compostela, la Jornada sobre Responsabilidad Social Empresarial en la Cadena de Valor de la Madera, organizadas por el Cluster da Madeira en colaboración con la Consellería de Traballo e Benestar de la Xunta de Galicia, con el objetivo de visibilizar actuaciones que están siendo desarrolladas en materia de RSE por empresas madereras, forestales y afines, así como presentar la nueva guía sectorial. Además, Odilio Martiñá, Director Xeral de Traballo de la Xunta de Galicia, compartió con los asistentes las actuaciones que están a impulsar desde la Administración Pública autonómica.

Antonnio Cortés de Gadisa e Noelia López de intheMOVE

Antonnio Cortés de Gadisa e Noelia López de intheMOVE

En primer lugar, tuvimos la oportunidad de conocer cómo es el proceso de integración de la RSE en la gestión de una gran empresa de la mano de Antonio Cortés, Director de Marketing de Gadisa, empresa gallega líder en el sector de la distribución de la alimentación. Gadisa desarrolla actuaciones de RSE en torno a cinco ejes estratégicos: recursos humanos, medio ambiente, apoyo a entidades sociales, ONG´s y colectivos de desfavorecidos, colaboraciones institucionales y fomento de la cultura y el deporte y mejora de la calidad de vida de sus clientes y de la sociedad en general. Además, conocimos las acciones de impulso puestas en marcha para el fomento de la alimentación ecológica y responsable, a través de sus políticas de adquisición de productos frescos, locales y de temporada, minimizando el impacto ambiental asociado al transporte y la distribución.

A continuación, se presentó la mesa redonda de experiencias del sector, en donde estaban representados las empresas Maderas Villapol, Galopín Parques y ENCE, así como intheMOVE. En esta mesa se trasladaron a los participantes diferentes cuestiones, Daniel Villapol (de Maderas Villapol), nos habló de los esfuerzos realizados por su empresa en Trabada para fomentar la concentración parcelaria tanto pública como privada, impulsando así una gestión eficiente del monte y garantizando un producto de calidad. Manuel Iglesias, de Galopín Parques, nos explicó cuál es la filosofía de su empresa en relación a la responsabilidad social, lo que denomina “RSC versus I+D” que desarrolla a través de la Fundación As Salgueiras, siendo el auténtico laboratorio de ideas y conceptos de las empresas que lidera. Además, con esta expresión nos cuenta que, antes que la tecnología debe de considerarse la cultura, de donde debe emanar el discurso, que en base a él y con coherencia, se debe armar con los productos y servicios que ofrece a su equipo de colaboradores. Alejandro Oliveros, del grupo ENCE, nos trasladó cómo entiende su grupo empresarial la RSE. De especial interés para los participantes resultó el proceso de diálogo con sus grupos de interés, sobre todo con aquellos más cercanos a los entornos en donde tiene ubicadas sus plantas industriales (Navia, Pontevedra y Huelva).

Daniel Villapol, Alejandro Oliveros, Manuel Iglesias y Noelia López

Daniel Villapol, Alejandro Oliveros, Manuel Iglesias y Noelia López

Por último, para cerrar la jornada, Noelia López de intheMOVE, presentó a los asistentes el contenido de lo que será la nueva Guía Sectorial de RSE en la Cadena de Valor de la Madera, que será publicada por la Consellería de Traballo e Benestar, siguiendo así la línea de las publicadas para el sector textil, conservero y de automoción. Esta guía tiene como principal objetivo analizar las diferentes herramientas existentes en materia de RSE que el sector tiene a su alcance y, de esta forma, poder convertirse en un manual básico de referencia para la puesta en marcha de actuaciones responsables y estratégicamente competitivas por parte de las organizaciones que forman parte de la cadena de valor de la madera en Galicia.

 

15 abril, 2014

Porque nuestro dinero lo vale… Inversión Socialmente Responsable

El próximo viernes 25 de abril tendrá lugar en Santiago de Compostela una jornada sobre inversión responsable, y desde intheMOVE no hemos querido dejar pasar esta oportunidad para acercar a todos vosotros qué es la inversión socialmente responsable y qué papel podemos jugar cada uno de nosotros a la hora de realizar una inversión.

La inversión socialmente responsable (ISR) es aquélla que incorpora consideraciones éticas, sociales o medioambientales a las financieras en la toma de decisiones de inversión, tanto por la empresa como por los agentes inversores externos. Esta filosofía de inversión permite a los ahorradores ser congruentes con su modo de pensar, ya que indirectamente es responsable de los impactos (positivos o negativos) que ese dinero pueda generar en la sociedad. Para el Social Investment Forum, organización estadounidense cuyo objetivo es promover el concepto, práctica y desarrollo de la ISR, la inversión socialmente responsable consiste en la integración de los valores personales y de las preocupaciones sociales en las decisiones de inversión. 

isr

Así, el compromiso del inversor socialmente responsable puede consistir en la simple exclusión o inclusión de determinadas empresas a la hora de escoger sus inversiones, como hacen la mayor parte de los fondos de inversión y fondos de pensiones socialmente responsables, o suponer una implicación más directa, con mecanismos de presión accionarial o vehículos de inversión que primen el desarrollo social y sostenible de determinadas comunidades, participando con capital o con crédito en proyectos, empresas o bancos que apoyan dichas comunidades.

Los principales instrumentos para realizar una inversión socialmente responsable son:

  1. Los fondos de inversión y de pensiones socialmente responsables, que tienen como objetivo dirigir el ahorro hacia las empresas u organizaciones que, de acuerdo con unas ideas, cumplan con los criterios valorativos y/o negativos en él reflejados. No se debe confundir los fondos socialmente responsables con los fondos solidarios, éstos destinan  un porcentaje de la comisión de gestión a determinadas entidades benéficas o no gubernamentales, pero sin embargo no cumplen determinados criterios a la hora de seleccionar sus inversiones.
  2. Los fondos rotatorios que conceden préstamos directos a personas o grupos, normalmente excluidos del acceso al crédito. Los resultados obtenidos con éstos préstamos se reutilizan en nuevos proyectos, con un importante efecto multiplicador sobre el desarrollo.
  3. Los fondos de garantía sirven de apoyo para la obtención de crédito por parte de colectivos excluidos.
  4. Microcréditos, créditos de reducida cuantía destinados al establecimiento o crecimiento de microempresas.

Dentro de los productos ISR también se incluye también el modelo de banca ética. Por banca ética se entiende aquellas entidades financieras que gestionan el dinero que reciben de sus clientes destinándolo a inversiones y proyectos siguiendo criterios ambientales, sociales, éticos y de buen gobierno, buscando una rentabilidad tanto financiera como social. El primer caso de banca ética surgió en 1976, el Grameen Bank de Bangladesh. Fundado por el profesor universitario de economía Muhammad Yunus tras quedar impactado por la terrible hambruna que golpeó la India en 1974, esta entidad es actualmente el quinto banco del país, con más de 10.000 empleados, con un volumen de actividad de 1.500 millones de dólares y con una tasa de mora de sólo el 2%. La filosofía del Grameen Bank se basa en la financiación de actividades mediante microcréditos.

Los productos financieros socialmente responsables se adquieren igual que cualquier otro producto financiero. Por tanto, a la hora de invertir nuestros ahorros en este tipo de productos solamente tendremos que especificar que queremos conocer en qué se invierte e identificar si lo hace en proyectos socialmente responsables. Fácil, ¿no?. ¿Nos animamos a invertir así nuestros ahorros? Porque nuestro dinero lo vale… inversión socialmente responsable.

15 enero, 2014

Buen Gobierno en Administraciones Públicas

Ley 9/2013, de transparencia, acceso a la información pública y buen gobierno

Ley 9/2013, de transparencia, acceso a la información pública y buen gobierno

En los últimos días del 2013 nos encontramos con la publicación de la Ley 19/2013, de 9 de diciembre, de transparencia, acceso a la información pública y buen gobierno, una ley que, como ella misma promulga en su Preámbulo, tiene la triple vertiente de incrementar y reforzar la transparencia en la actividad pública, reconocer y garantizar el acceso a la información y establecer obligaciones de buen gobierno que deben cumplir los responsables públicos. El espíritu de esta ley se basa en exigir a los cargos públicos unos comportamientos éticos y responsables y, en su Título II, establece un régimen sancionador que les será aplicado en caso de incumplir con las responsabilidades a la que están sujetos.

La formulación de esta ley responde a las inquietudes que en los últimos años han expresado los ciudadanos, reclamando el derecho a un información veraz y fiable, fácilmente accesible y verificable. El Gobierno ha querido así integrar en sus acciones la demanda de su principal grupo de interés, los ciudadanos ante los que debe rendir cuentas.

¿Es esta ley suficiente?¿Tendrá un alcance verdaderamente significativo?¿Dará respuesta a la demanda real de transparencia y buen gobierno? Son preguntas que aún está por contestar… Lo que sí es cierto es que llega a nuestro país con un poco de retraso en relación a otros países europeos y, por supuesto, en relación al sector privado. Ya en el año 1992 el informe Cadbury recogía la necesidad de aplicar en las organizaciones herramientas de buen gobierno entendidas como “procedimientos y procesos que controlan y dirigen una organización”. Herramientas como sistemas de toma de decisiones, sistemas de incentivos y contratos, régimen de incompatibilidades…

Estos aspectos de transparencia y buen gobierno están íntimamente ligados con la ética, por tanto son muy difíciles de valorar en tanto en cuanto a que es algo propio de cada persona. Estos aspectos deben ser asumidos por las organizaciones no para mejorar su imagen, ni porque es una demanda de reciente interés social, ni debe reducirse a elaboración de códigos y normas de conducta… deben ser integrados en la gestión de las organizaciones porque ayuda a ser mejores y a hacer las cosas mejor.

Las organizaciones que operan con estos principios deben comunicarlos, tanto a nivel interno como a nivel externo, porque ayudará a conseguir un mayor compromiso por parte de los empleados con el proyecto de la organización y, además, facilitará la integración entre ésta y la sociedad, al ser reconocidos sus valores y su forma de desarrollar su labor.

Por último, indicar que resulta recomendable utilizar estándares de gestión ética y la acreditación a través de diversos organismos permitirá alcanzar los niveles óptimos de transparencia, independencia e integridad deseables en todas gestión económica. Entre los estándares más reconocidos se encuentran:

  • Norma SA 8000: es la primera norma que sirve para establecer un sistema de certificación y auditoría que permite evaluar el cumplimiento de unas condiciones mínimas de relaciones laborales entre el empresario y el trabajador. Para ello se apoya en los Convenios de la Organización Internacional del Trabajo, en la Carta de Derechos del Niño y en la Declaración Universal de Derechos Humanos de la ONU.
  • SGE 21, Sistema de Gestión Ética y Socialmente Responsable: promovido por Foretica, es la primera norma europea que establece los requisitos que debe cumplir una organización para integrar en su estrategia y gestión la Responsabilidad Social.

Fotografía: umjanedoan