Brecha de género, también ambiental

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Tiempo de lectura: 3 minutos

Hoy 22 de abril se celebra en muchos países el Día de la Tierra. Un día para sensibilizar a la ciudadanía de los problemas de la sobrepoblación, la producción de contaminación, la conservación de la biodiversidad y otras preocupaciones ambientales para proteger la Tierra. Un día para rendir homenaje a nuestro planeta, nuestro hogar y la importancia de mantener el equilibrio entre sus múltiples ecosistemas. 

En este 2020 el planeta se viste con sus mejores galas para la celebración. Y es que la Tierra es la principal beneficiada de la crisis del coronavirus. El paro de la actividad económica a nivel mundial está destruyendo nuestra economía pero dando un respiro al planeta. Los datos no engañan. Según estudios de la NASA, la presencia de aerosoles de fuentes antropogénicas, de origen humano, en India se ha reducido considerablemente debido a la pandemia con lo que la contaminación del aire es menor.


Fuente: NASA

A nivel consumidores, antes de el COVID-19, se estaba evidenciando una tendencia cada vez mayor de consumidores responsables. La Organización de Consumidores y Usuarios (OCU), en colaboración con el Foro NESI de Nueva Economía e Innovación Social, realizó el estudio Otro consumo para un futuro mejor, en donde se señala que el 73% de los encuestados declara que tiene en cuenta aspectos éticos y ecológicos en sus decisiones de consumo. Este informe no está realizado con enfoque de género. Algo que ha realizado en Reino Unido la agencia de inteligencia de mercado Mintel. En UK el 71% de las mujeres intenta vivir más ética y sosteniblemente, frente a un 59% de los hombres.

Y es que ya en 2016, un estudio publicado en el Journal of Consumer Research muestra que existe una brecha de género en el consumo sostenible. Este estudio afirma que los hombres tienden a estar más preocupados que las mujeres con el mantenimiento de la identidad de género y que este estereotipo verde-femenino puede motivar a los hombres a evitar comportamientos ecológicos para preservar una imagen machista. Esta investigación introduce la noción de que, debido al estereotipo verde-femenino, el mantenimiento de la identidad de género puede influir en la probabilidad de que los hombres no adopten comportamientos ecológicos.

¿Hablamos de referentes? A día de hoy si tenemos que hablar de referentes en la defensa del medio ambiente, las cabezas más visibles de esa lucha tienen nombre de mujer. Greta Thunberg y Alexandria Ocasio-Cortez. Poco queda que decir sobre Greta. Joven adolescente sueca activista medioambiental que centra su lucha en contra del cambio climático. Fundadora del movimiento Fridays for Future, movilizadora de jóvenes de todo el mundo para participar en huelgas por el clima es, también, protagonista en las diferentes conferencias y cumbres entre países en las que participa. El año pasado, ante la Asamblea Anual del Foro Económico Mundial, Greta no tuvo reparos en afirmar “nuestra casa está en llamas”.

Alexandria Ocasio-Cortez, congresista demócrata en los Estados Unidos, es impulsora del Green New Deal. Un paquete económico de medidas que Alexandra presentó en 2019 en el que propone una transformación en profundidad del sistema económico norteamericano a través de una reducción drástica de las emisiones de gases de efecto invernadero, la renovación de las infraestructuras y la apuesta por la eficiencia energética. 

Pero no son las únicas. Podemos hablar también de:

  • Wangari Maathai, keniata fundadora del movimiento Green Belt, que ha plantado más de 51 millones de árboles en el continente africano. Maathai trabajó siempre a favor de los derechos medioambientales y de las mujeres. Ganó el Premio Nobel de la Paz por sus contribuciones al desarrollo sostenible.
  • Berta Cáceres, activista indígena medioambiental, creó el Consejo Nacional de Organizaciones Populares e Indígenas en Honduras. Luchó contra la minería y la tala ilegal. Fue asesinada en 2016, provocando la indignación internacional. 
  • Jane Goodall, poco podemos aportar nuevo de Jane. Su enfoque de investigación transformó las relaciones entre los seres humanos y los animales. Su amor por los chimpancés y su lucha por preservar sus derechos derivó en la constitución del Instituto de Investigación Jane Goodall. En la actualidad Jane viaja por todo el mundo con su organización Roots and Shoots, animando a la juventud a perseguir sus pasiones.
  • Rachel Carson, bióloga marina, escribió el famoso libro Silent Spring (1962), una exposición sobre la desinformación difundida por la industria química y el uso de pesticidas sintéticos, específicamente DDT. Este libro estimuló la revolución ambiental. El legado duradero de Carson llevó a la creación de la Agencia de Protección Ambiental en los Estados Unidos y comenzó la conversación sobre el impacto humano en el medio ambiente.
  • Vandana Shiva, ambientalista india que ha pasado gran parte de su vida en defensa de la biodiversidad. Ella fundó Navdanya, un instituto de investigación que tiene como objetivo proteger la diversidad e integridad de las semillas nativas al tiempo que promueve prácticas de comercio justo.

Esta es una pequeña muestra de mujeres que dedican o han dedicado su vida a favor de nuestro planeta. ¿Echas en falta a alguna importante? ¿Eres de las persona que piensa que el cuidado del planeta “es cosa de chicas”?

¡Te leemos en comentarios!

Referencias:

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Deja un comentario

Si has llegado hasta aquí también te puede interesar...

Hey there!

come here often?

Login To Come In