Siete mil millones de sueños. Un solo planeta. Consume con moderación

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp

Con este eslogan se conmemora este año el Día Mundial del Medio Ambiente. Esta celebración, impulsada por el Programa de las Naciones Unidas por el Medio Ambiente, tiene como objetivo en 2015 concienciar de que vivir teniendo en cuenta los límites planetarios es la mejor estrategia para asegurar un futuro sostenible. La prosperidad humana no puede suponer un coste a la Tierra. Vivir de forma sostenible significa hacer más con menos. Darse cuenta de que mantener las actuales tasas del uso de recursos naturales e impactos medio ambientales no son fruto indispensable del crecimiento económico.

La fotografía actual de nuestra sociedad muestra un nivel de vida en el que el alto ritmo de consumo implica un agotamiento paulatino de los recursos naturales de los que se dispone y un continua aumento de los residuos generados. Y esto no es algo nuevo, hace ya mucho tiempo que organizaciones científicas, ecologistas… nos viene advirtiendo de ello. Es de especial interés los estudios que anualmente realiza la organización no gubernamental WWF, Informe Planeta Vivo. El Informe Planeta Vivo es el análisis científico de referencia que evalúa la salud del Planeta y el impacto de la actividad humana sobre la Tierra. Considerando que tenemos sólo un Planeta, WWF propone adoptar hábitos que se traduzcan en un beneficio para el medio ambiente, la sociedad y la economía, tanto ahora como a largo plazo. 

La última edición de este estudio, Informe Planeta Vivo 2014, señala que vivimos en un planeta pero estamos consumiendo uno y medio. Además:

  • Si seguimos a este ritmo, en 2030 necesitaremos 2 planetas para satisfacer nuestra demanda de recursos naturales. En 2050, necesitaremos 3.
  • Sólo un 2,5% de la masa de agua del paneta es dulce, y sólo un tercio de ella es accesible para el hombre.
  • Desde 1970, las poblaciones de especies de vertebrados han disminuido un 52% a escala mundial.
  • Desde 1970, las poblaciones de especies de agua dulce han disminuido un 76%.
  • Más del 60% de los stocks de pescado marino han sido plenamente explotados, sin posibilidad de expansión en el futuro.
  • Al ritmo actual de consumo, necesitamos casi 3 Españas para satisfacer nuestra demanda de recursos naturales
  • La producción agrícola es causante del 92% de la huella hídrica global.
  • 2.670 millones de personas en el mundo viven en cuencas que experimentan una escasez grave de agua durante al menos un mes al año.
  • La huella de carbono representa más de un 50% de la huella ecológica global.  
  • Ya hemos sobrepasado 3 de los 9 limites planetarios: pérdida de biodiversidad, cambio climático y contaminación de suelos y ríos por exceso de nitrógeno.

El Informe Planeta Vivo utiliza como indicador de referencia la huella ecológica. La huella ecológica es un indicador de sostenibilidad que integra el conjunto de impactos que ejerce un determinado sector de población sobre su entorno. Se define como «el área de territorio ecológicamente productivo (cultivo, pastos, bosques o ecosistemas acuáticos) necesaria para producir los recursos utilizados y para asimilar los residuos producidos por una población determinada con un nivel de vida específico de forma indefinida, sea donde sea que se encuentre este área»[1].

La huella ecológica, además de ser un indicador que cuantifica el impacto que sobre el Planeta tiene nuestro modo de vida, tiene una gran importancia desde el punto de vista de la educación ambiental, ya que es fácilmente entendible y, por tanto, tiene numerosas aplicaciones en el ámbito de la sensibilización y concienciación ambiental.

La huella ecológica se puede calcular:

  • A nivel individual. Existen numerosas aplicaciones online que te ayudan a conocer tu huella ecológica. Aquí os dejamos el enlace a la aplicación Mide tu huella ecológica desarrollada por la Fundación Vida Sostenible, el Departamento de Medio Ambiente de la Diputación Foral de Bizkaia y el Global Action Plan.
  • A nivel país. Los informes Planeta Vivo calculan la huella ecológica de los diferentes países. Según los datos más recientes de los que se dispone, España necesitaría 2,3 planetas para satisfacer las demandas de recursos.
  • A nivel de diferentes organizaciones. A modo de ejemplo, comentar que en el año 2007 y con el objetivo de concienciar sobre el impacto ambiental que la Universidad de Santiago de Compostela producía en su entorno, elaboré junto con Dora Blanco Heras una metodología para el cálculo de la huella ecológica en universidades. Este método ha sido posteriormente aplicado por muchas otras instituciones de educación superior (Universidad de A Coruña, Universidad de Vigo, Universidad de Málaga, Universidad de Valencia, Universidad de Córdoba…etc).

Desde aquí animamos a todo el mundo a que tome conciencia de su modo de vida actual, reflexione si puede hacer algo para frenar el vertiginoso ritmo de destrucción del Planeta y, lo más importante, que lo ponga en práctica!!!!!

Feliz #DMMA2015. Feliz Viernes. Feliz fin de semana

[1] Rees, W., Wackernagel, M., Our ecological footprint. Reducing human impact on Earth, New Society Publisher, Canadá, 1996.

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Deja un comentario

Si has llegado hasta aquí también te puede interesar...

Hey there!

come here often?

Login To Come In