Economía circular: practica las 7 Rs y ¡pásate al círculo!

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Tiempo de lectura: 2 minutos

Como ya hemos visto en una anterior publicación, la economía circular busca reconstruir capital, ya sea financiero, manufacturado, humano, social o natural. Esto garantiza flujos mejorados de bienes y servicios. El diagrama sistémico ilustra el flujo continuo de materiales técnicos y biológicos a través del ‘círculo de valor’

Fuente: Ellen MacArthur Foundation

Ciertamente, esto nos puede parecer algo lejano. Que tiene que ver únicamente con el modelo lineal de producción. Pero las personas somos un elemento clave en este ciclo. Las responsables de darle a los productos y servicios un segundo uso. El motor que impulsa el cambio de modelo. Si cambiamos nuestras prioridades a la hora de consumir, estaremos presionando a las organizaciones para que se adapten a las nuevas demandas de su clientela. De nuevo, “la importancia real de las personas consumidoras”. De nuevo, la importancia de la gestión de los grupos de interés para las empresas.

Pero centrando la atención en las personas. Nosotras y nosotros. ¿Qué podemos hacer? Pues, practicar las 7Rs y pasarnos al círculo.

Las 7Rs

Tradicionalmente, en gestión de residuos se habla del modelo de las 3Rs: reducir, reutilizar y reciclar. Este modelo se ha quedado obsoleto y es necesario avanzar hacia una nueva forma de entender el proceso. Planteando diferentes soluciones para alargar la vida útil de los productos desde antes de su fabricación. También, en plantear nuevas ideas para minimizar los residuos producidos. Es la hora de las 7Rs:

REDISEÑAR: implantar el ecodiseño para fabricar productos considerando criterios ambientales, de tal forma que primen tanto la funcionalidad como la sostenibilidad.

REDUCIR: disminuir la cantidad de productos que consumimos, o la de residuos que generamos.

REUTILIZAR: volver a usar las cosas para el mismo fin u otro distinto al que fueron creadas. De esta forma se alarga su vida útil.

REPARAR: hacer los cambios necesarios en un objeto para que vuelva a desarrollar la función para la que se creó.

RENOVAR: actualizar las cosas antiguas o usadas para lograr que puedan volver a dar la función o servicio para la que fueron creadas.

RECUPERAR: recoger materiales usados para someterlos de nuevo a operaciones industriales.

RECICLAR: reintroducir materias residuales en procesos de producción de tal forma que sirvan como materias primas de nuevos productos.

Fuente: Madrid por la Economía Circular

Esta nueva forma de consumir, permite a las personas (sin necesidad de otros intermediarios) multiplicar el valor de productos que poseen. Bien sea arreglándolos, reusándolos o redistribuyéndolos. Nos podemos convertir en co-creadores de valor o prosumidores (originalmente en inglés, prosumer).

Y es que todas las personas pueden practicar el freecycling. Quizás la forma más conocida de consumo circular. Para ello las personas utilizan canales propios, usualmente a través de redes sociales, para ofrecer gratis a otras personas, productos que todavía tienen un valor de uso.  No es un mercado de segunda mano, son espacios donde de forma gratuita las personas ofrecen y solicitan bienes que a través de simples reparaciones (o ninguna) y mucha creatividad multiplican su generación de valor sin que por ello medie ningún tipo de precio, solo unos pocos gastos de envío, si es necesario. Echa un vistazo a la comunidad existente, y anímate a practicar el freecycling.

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Deja un comentario

Si has llegado hasta aquí también te puede interesar...

Hey there!

come here often?

Login To Come In