ISR. Inversión consciente y consecuente

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp

Siguiendo con la nueva línea editorial de intheMOVE, comenzamos con ISR. Inversión consciente y consecuente a publicar una serie de artículos divulgativos vinculados a la sostenibilidad y a la responsabilidad social. Tomando como inspiración lo afirmado por Juan Royo, en la entrevista publicada el pasado viernes 9 de enero en nuestro blog, “si no hay cultura financiera, difícil es que haya cultura en ISR”, plantemos un breve artículo sobre qué entendemos por ISR.

Fotografía: James Scott
Fotografía: ¿QUÉ ES INVERSIÓN SOCIALMENTE RESPONSABLE?

Por Inversión Socialmente Responsable se entiende aquella que incorpora consideraciones éticas, sociales o medioambientales a las financieras en la toma de decisiones de inversión, tanto por la empresa como por los agentes inversores externos. Eurosif, entidad formada por los foros de inversión social de Francia, Alemania, Italia, Holanda, Reino Unido, Bélgica, España y Suiza; añade a estos aspectos sociales, ambientales y éticos, cuestiones relacionadas con el gobierno corporativo como parte de este amplio grupo de aspectos extra-financieros.

ISR. ¿UN CONCEPTO ACTUAL?

Aunque es un término aún desconocido para gran parte de la ciudadanía, los orígenes de la ISR se remontan a los años 50, en donde grupos religiosos norteamericanos empiezan a aplicar políticas de inversión que discriminaban actividades como la producción de tabaco y alcohol, y las vinculadas a la industria del juego, actividades que, de acuerdo con su forma de pensar, no eran las apropiadas para la sociedad. Estas motivaciones religiosas, se transformaron en motivaciones sociales, por ejemplo, en la década de los 80 cuando se utilizaron de nuevo estas inversiones contra la política de apartheid practicada por el gobierno de Sudáfrica.

En Europa, no es hasta la década de los 80 cuando empieza a desarrollarse el mercado de los fondos socialmente responsables, aunque en 1965 se lanza el primer fondo ético en Suecia, el Ansvar Aktiefond Svering, consolidándose posteriormente en la década de los 90. El primer fondo ético en Reino Unido, el Friends Provident Stewardship fue lanzado al mercado en 1984. Reino Unido es el país donde el mercado de la ISR se encuentra más, aunque es Suecia donde hay un mayor porcentaje de inversión socialmente responsable por habitante. En España, a día de hoy, la ISR no está desarrollada en gran medida.

EL PAPEL DE LOS GRANDES Y PEQUEÑOS INVERSORES ANTE LA ISR

Recientemente, el Club de Excelencia en Sostenibilidad, en colaboración con Georgeson y Funds People ha publicado el estudio Expectativas de los Inversores Institucionales en materia social, ambiental y de orden ético sobre las compañías cotizadas españolas. Los resultados de esta investigación muestran que pone de manifiesto las grandes diferencias existentes entre las decisiones de los inversores institucionales extranjeros y nacionales, lo que ha provocado que el grado de avance de la ISR en España respecto a Estados Unidos y el Norte de Europa sea muy desigual. Además, el informe identifica los temas de mayor preocupación por parte de los inversores institucionales analizados, que son, principalmente: Derechos Humanos, Anticorrupción, Cadena de Suministro, Prácticas Laborales, Salud y Seguridad Laboral, Diversidad, Cambio Climático, Gestión del Agua y Gestión de Residuos. En función del sector de actividad de la compañías, existen subtemas que deben ser analizados en profundidad como por ejemplo la lucha contra la obesidad en el sector alimentario, la movilidad sostenible en el sector transporte, los edificios y las ciudades sostenibles en el sector de la construcción o las energías alternativas en el sector eléctrico.

Sin embargo, todo ello parece muy alejado de los inversores particulares. Aunque nada más lejos de la realidad. La ISR vale tanto para los inversores institucionales como para los inversores particulares. El acceso a productos financieros ISR es el mismo que cualquier producto financiero convencional, lo más importante es que a la hora de la búsqueda y selección se debe solicitar información sobre los aspectos ambientales, sociales y éticos que son cubiertos por dichos productos. Dicha información puede ser solicitada a la entidad financiera de confianza para el inversor, o bien acudiendo a fuentes especializadas. Concretamente, en España, SPAINSIF, en colaboración con VDOS Stochastics, ha creado una base de datos sobre fondos comercializados en España que su proceso de inversión se rige por criterios ISR, según la propia declaración de quienes los comercializan. Se puede consultar más información aquí.

INSTRUMENTOS DE ISR

Existen diferentes instrumentos para poder ejecutar una inversión socialmente responsable. Entre los más importantes destacamos:

  • Los fondos de inversión y de pensiones socialmente responsables, que tienen como objetivo dirigir el ahorro hacia las empresas u organizaciones que, de acuerdo con unas ideas, cumplan con los criterios valorativos y/o negativos en él reflejados. No se debe confundir los fondos socialmente responsables con los fondos solidarios, éstos destinan un porcentaje de la comisión de gestión a determinadas entidades benéficas o no gubernamentales, pero sin embargo no cumplen determinados criterios a la hora de seleccionar sus inversiones.
  • Los fondos rotatorios que conceden préstamos directos a personas o grupos, normalmente excluidos del acceso al crédito. Los resultados obtenidos con éstos préstamos se reutilizan en nuevos proyectos, con un importante efecto multiplicador sobre el desarrollo.
  • Los fondos de garantía sirven de apoyo para la obtención de crédito por parte de colectivos excluidos.
  • Microcréditos, créditos de reducida cuantía destinados al establecimiento o crecimiento de microempresas.

Dentro de los productos ISR también se incluye también el modelo de banca ética. Por banca ética se entiende aquellas entidades financieras que gestionan el dinero que reciben de sus clientes destinándolo a inversiones y proyectos siguiendo criterios ambientales, sociales, éticos y de buen gobierno, buscando una rentabilidad tanto financiera como social. El primer caso de banca ética surgió en 1976, el Grameen Bank de Bangladesh. Fundado por el profesor universitario de economía Muhammad Yunus tras quedar impactado por la terrible hambruna que golpeó la India en 1974, esta entidad es actualmente el quinto banco del país, con más de 10.000 empleados, con un volumen de actividad de 1.500 millones de dólares y con una tasa de mora de sólo el 2%. La filosofía del Grameen Bank se basa en la financiación de actividades mediante microcréditos.

MÁS INFORMACIÓN SOBRE ISR EN…

Animamos a las personas que estén interesadas en ampliar conocimientos sobre la ISR a consultar:

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Deja un comentario

Si has llegado hasta aquí también te puede interesar...

Hey there!

come here often?

Login To Come In