«Visto de naranja porque es el color del cambio»

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp

La Cuarta Conferencia Mundial sobre la Mujer, celebrada en septiembre de 1995, contó con más de 17.000 participantes y 30.000 activistas que llegaron a Beijing con un único objetivo común: la igualdad de género y el empoderamiento de todas las mujeres, en todas partes.

La Plataforma de Acción formuló amplios compromisos en 12 esferas de especial preocupación que desde intheMOVE hemos querido relacionar con los 12 meses del año, haciendo una entrevista temática  a una mujer de un ámbito profesional diverso y relacionado con los objetivos de la ONU Mujeres, sumándonos a la campaña ÚNETE para poner fin a la violencia contra las mujeres del Secretario General de las Naciones Unidas, administrada por ONU Mujeres, y que ha proclamado el día 25 de cada mes como “Día Naranja”: un día para actuar a favor de generar conciencia y prevenir la violencia contra mujeres y niñas.

Este mes el tema es La Mujer y el Medio Ambiente, ya que el pasado día 5 de junio se celebró el día mundial del mismo que tuvo como objetivo concienciar para vivir teniendo en cuenta los límites planetarios como la mejor estrategia para asegurar un futuro sostenible. (puedes leer nuestro artículo aquí ).

El ser humano es el elemento central del desarrollo sostenible. Tiene derecho a una vida saludable y productiva en armonía con la naturaleza. La función de la mujer en la creación de modalidades de consumo y producción sostenibles y ecológicamente racionales y de métodos para la ordenación de los recursos naturales es sumamente importante, como se reconoció en la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Medio Ambiente y el Desarrollo y en la Conferencia Internacional sobre la Población y el Desarrollo

Los objetivos estratégicos en este campo son:

  • Lograr la participación activa de la mujer en la adopción de decisiones relativas al medio ambiente en todos los niveles.
  • Integrar las preocupaciones y perspectivas de género en las políticas y programas en favor del desarrollo sostenible
  • Fortalecer o establecer mecanismos a nivel regional, nacional e internacional para evaluar los efectos de las políticas de desarrollo y medio ambiente en la mujer.

Para tratar de todos estos temas hoy tenemos  la suerte de contar con Victoria Masaguer Torres.

Hola Victoria, ¿podrías resumirnos brevemente tu formación y experiencia profesional?

Llevo desde principios del 2005 trabajando como investigadora en una multinacional siderúrgica, primero en Bélgica (durante 4“Visto de naranja porque - como “as (3) años) y ahora ya en España, en Avilés. Formo parte de un departamento de I+D donde desde el conocimiento del proceso de cabecera tratamos de minimizar y descubrir la rentabilidad e impacto de nuestros subproductos, que además del acero, resultan del proceso industrial que ejercemos. A lo largo del año 2013 en nuestra empresa invirtieron un total de 9,3 millones de euros en I+D. Me entusiasma pensar que algunos fueron para buscar un menor impacto medioambiental, que necesitamos conocer y medir. Estudié Ingeniera Química en la Universidad de Santiago de Compostela, Ciencias Químicas por la University of Strathclyde (Glasgow) y tengo en marcha desde el año pasado un doctorado en Ciencias de los Materiales por la Universidad de Oviedo.

Victoria, tu carrera profesional no es un campo típicamente femenino ¿cómo ha afectado el hecho de ser mujer en este desarrollo? ¿Cómo es el número de mujeres en puestos de responsabilidad en tu entorno profesional, (bajo o alto)? ¿Por qué crees que es así?

ArcelorMittal Asturias es la única planta siderúrgica integral (a partir de hornos altos) de España, pero estamos presentes con representación comercial en 60 países de los cinco continentes. En todas nuestras líneas de producción el número de mujeres escasea, pero no es así al frente de la investigación y desarrollo. En 2013, sólo dos de los 11 miembros del Consejo de Administración del Grupo ArcelorMittal eran mujeres. Las altas esferas del comité de dirección son exclusivamente masculinas, herencia quizá de puestos donde la mujer 30 años atrás tenía difícil cabida, debido a la localización geográfica de las plantas de producción de acero o de los puestos con responsabilidades combinadas.

Estoy convencida de que estamos avanzando en la entrada de mujeres en nuestra industria, y el número de las mismas que ocupan puestos directivos en la empresa aumenta cada año. ArcelorMittal ha suscrito un acuerdo con el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad para mejorar el acceso de la mujer a los puestos directivos y los Consejos de Administración en las Empresas. Desde 2011, el Comité Mundial para la Diversidad de Género e Inclusión viene trabajando con el objetivo de identificar las barreras y dificultades a las que se enfrentan las mujeres en la empresa, y adoptando medidas para eliminarlas. Aquí hay también un grupo de trabajo sobre este tema, un programa de mentoring, así como una red interna de contactos relacionales para las mujeres en ArcelorMittal (women@ ArcelorMittal). Yo no me siento sola, pero es verdad que todavía queda mucho trabajo por hacer.

Desde tu experiencia, ¿están las empresas del sector comprometidas con el consumo responsable de los recursos minerales y energéticos propios de la industria de extracción y transformación del metal?

La industria siderúrgica desempeña un papel clave en la ejecución de una economía circular, en concreto es parte de la solución generando productos y servicios cuyo impacto ambiental es mínimo. No conozco otros productos que ofrezcan un ciclo de vida más nítido, hoy en día el acero responde plenamente a las necesidades de las economías sostenibles.  Los productos de acero no solo son más resistentes y más ligeros, sino que se fabrican a través de procesos que han sido optimizados para reducir drásticamente las emisiones de dióxido de carbono que generan. El acero es un material indefinidamente reciclable y constituye un recurso realmente renovable. A través de nuestra labor de innovación, contribuimos a la sostenibilidad ambiental durante la utilización de diversos productos finales; por ejemplo, nuestras soluciones permiten fabricar vehículos más ligeros, reducir el espesor de los envases alimentarios y optimizar el diseño de edificios. Asimismo, es un material esencial para la creación de las infraestructuras que necesitamos para forjar un futuro más sostenible: desde la generación de energías renovables o las plantas de tratamiento de aguas, hasta los sistemas de transporte público o los sistemas de protección frente a las inundaciones.

No obstante, el proceso siderúrgico es una actividad que conlleva un elevado consumo de recursos. Por ello debemos asumir el compromiso de minimizar el impacto medioambiental de nuestras actividades mediante la innovación de los procesos, una adecuada gestión y la realización de inversiones. De esta forma, podemos crear valor no solo para nuestros clientes, sino también para las comunidades de nuestro entorno y el mundo que nos rodea. El presente y futuro de la siderurgia del siglo XXI pasa por una apuesta decidida por el desarrollo de nuevos tipos de acero y por la investigación de métodos productivos cada vez más eficientes desde el punto de vista técnico y medioambiental. Este sector claramente apuesta por la I+D como garantía de su liderazgo tecnológico dentro de la siderurgia mundial para hacer frente a los retos futuros del sector.útil, reduciendo por lo tanto el consumo.

¿En qué tipo de proyectos participas o has participado destinados a la reducción del impacto a nivel medioambiental?

La gestión eficiente de los residuos producidos en el proceso de fabricación de acero sigue una estrategia de mejora continua y gestión sostenible, mediante la búsqueda de oportunidades para su reciclado interno o externo con objeto de aprovechar dichos residuos en el ciclo de vida de las materias primas. Yo participo tratando de maximizar los subproductos reciclados como las partículas, lodos y escorias, manteniendo en un porcentaje mínimo los residuos enviados a eliminación (vertedero). Te puedo contar algo de una nueva ruta de reciclado que promovimos con uno de mis proyectos en Asturias para  la gestión de residuos gracias a la inyección de los lodos aceitosos producidos en el Tren de Bandas en Caliente de Avilés en los Hornos Altos de Gijón. El Tren de Bandas en Caliente (TBC) de Avilés produce, como consecuencia del proceso de laminación de desbastes de acero, ciertos residuos denominados lodos de tipo aceitoso. Tras el análisis realizado de las distintas opciones potencialmente viables para evitar su envío al vertedero de seguridad, se optó por su reciclado interno, bajo la premisa de que en dicho proceso de aprovechamiento no se generase ninguna afección negativa en el campo de la Seguridad, el Medio Ambiente o en el proceso de fabricación de acero. La solución técnica adoptada fue su inyección como carga metálica en los Hornos Altos. Tras las pruebas industriales realizadas y su seguimiento, no se detectaron variaciones en el proceso, ni afecciones en la Seguridad o el Medio Ambiente, por lo que se ha convertido ahora en una práctica normal de gestión de residuos dentro de la empresa.

¿Qué relación existe entre los  metales y los derechos humanos? ¿Qué clase de acciones se desarrollan para mitigarlos? ¿Ocupan las mujeres un puesto especial en estas esferas de preocupación?

Como empleada creo en la difusión e implantación de las Políticas de Cumplimiento, que incluyen un Código de Conducta, Derechos Humanos y políticas más específicas sobre Anticorrupción, legislación sobre Defensa de la Competencia y leyes sobre el uso de información privilegiada. Para la implantación de la Política de Derechos Humanos (proclamada por Naciones Unidas (ONU) y los dos Pactos Internacionales que constituyen la Carta Internacional de Derechos Humanos) se ha considerado que debe formarse a la totalidad de la plantilla, así como a los empleados de las empresas subcontratistas que desarrollan su labor dentro de nuestras instalaciones. Todas las mujeres y todos los hombres, desempeñando papeles similares, realizamos cursos de formación anuales, estableciendo los principios que deben guiar nuestras acciones y comportamientos en la compañía.

¿Son las empresas de este sector sensibles a las cuestiones de género? Planes de igualdad, medidas de conciliación, de contratación…etc?

En mi lugar de trabajo encuentro un entorno en el que las personas pueden desarrollar plenamente su potencial y en el que sienten que se tienen en cuenta sus opiniones. Esto es a menudo gracias a un ambiente multicultural y de respeto a las distintas formas de ser y hacer que confluyen en nuestro día a día. Yo comparto oficina con compañeros holandeses, indios y asturianos (soy la única gallega), así que los criterios son diversos y a menudo todos tenemos diferentes formas de ver el mismo problema. También disfruto desde hace 2 años de una reducción de jornada del 20% de mi tiempo tras mi segunda maternidad, a veces me cuesta conciliar, como a todos (aquí me tienes esta semana encerrada con Sofía, mi hija pequeña, que tiene la varicela que le pegó el hermano), pero en general el balance está siendo bueno para todos, familiares y compañeros de trabajo. El único perjudicado es a menudo el sueldo, pero no todo iban a ser ventajas. Sigo pensando que el tiempo es oro.

Completa la siguiente frase: Visto de naranja porque…

Visto de naranja porque es el color del CAMBIO; y utilizando el símil con el proceso del acero, refleja la combinación de las materias primas y la energía para convertirlo en un elemento alucinante y con infinidad de posibilidades. Como cada uno de nosotros en esta nueva era de la industria 4.0, no serán los mejores los que sobrevivan, sino los que mejor se adapten a él, al CAMBIO, no vaya a ser que por buscar salidas, nos quedemos sin entradas (como diría Mafalda).

¡Muchas gracias Victoria!

 

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Deja un comentario

Si has llegado hasta aquí también te puede interesar...

Hey there!

come here often?

Login To Come In